Las personas más precavidas ya se encuentran planeando la Navidad y las comidas que harán en esos días de fiesta. Pero también se tienen que poner a planear