A todos nos pasa que llegado el momento sentimos la necesidad de cambiar o renovar algo de nuestra vivienda porque o nos aburre, o está un poco viejo