En la entrada de nuestra vivienda siempre acostumbramos a colocar un felpudo o pequeña alfombra que sirve para que en nuestro calzado no quede tanta tierra y suciedad