A las niñas pequeñas les encanta jugar con muñecas y poder así cambiarle sus atuendos cuando más quieran, por eso si eres una buena madre y quieres ayudarlas