A los niños debemos enseñarlos desde pequeños a que la lectura es buena para su aprendizaje como para su lenguaje, ya que leyendo un poco todos los días