Cuando cocinamos necesitamos de un delantal para no ensuciarnos la ropa que llevemos en el momento, pero a veces no tenemos ganas de gastar dinero en ellos ya