Siempre me ha llamado la atención los llamados jardines zen, una decoración japonesa que se ha puesto muy de moda en todo el mundo pero que si no