Cuando organizamos un evento como por ejemplo un cumpleaños no hay nada mejor que hacer las invitaciones nosotros mismos, por ello es que no podía dejar de lado