Hay ciertos elementos en nuestra casa que a pesar de que no les prestamos mucha atención porque más bien son de uso diario y no pensamos que necesitan