Está claro que las gafas de sol de buena marca son un poco caras y como todos los años la moda cambia puede que no tengamos el dinero