Cómo pintar los huevos de pascua

Los huevos de pascua son absolutamente característicos de esta época. Ya desde pequeños leyendo en los libros o bien viéndolo en dibujos animados se sabe de la existencia de un conejo que ronda los pueblos por estos tiempos escondiendo huevos coloridos.
Más común es, sin embargo, el consumo de huevos de chocolate y otras golosinas. No obstante, estos huevos naturales pintados pueden rellenarse con el fin de volverlos más atractivos para los niños.
En primer lugar se necesitan:
– Huevos de gallina
– Confites
– Témperas o acuarelas.
– Pinceles.
– Aguja de tamaño medio o grande.
Lo primero que se debe realizar es el vaciado de los huevos. Para ello se realizan, con mucho cuidado, dos agujeros en cada punta ovoide. Una de ellas más grande que la otra de modo que la más pequeña permita soplar a través de ella y la más grande permitir el paso de contenido hasta vaciar.
Una vez obtenida la cáscara íntegra se pasa a hervirla de manera breve.
Solo así se puede comenzar a pintar con las témperas y acuarelas de la manera que más conveniente parezca. Se puede realizar guirnaldas de colores, arcoiris, etc.
Una vez seco, por el agujero más grande rellenar los huevos con confites. En caso de no lograr el paso agrandarlo con cuidado.
Finalmente se puede cerrar la abertura con papel, pegamento y esmalte. Este quedará de forma similar a un diafragma. También puede sellarse con plastilina.

Deja tu Comentario !!! :D

Total comentarios